A Camila Domm

I

Tú, supiste encenderme y luego apagarme,

tú te hiciste indispensable para mí y con los ojos cerrados te seguí…

Si yo busqué dolor, lo conseguí.1

II

No es fácil aceptar que he perdido,

que por más que supliqué “no me abandones”,

me dijiste “no soy yo, es el destino”.2

III

Pero el tiempo hizo lo suyo y comprendí3

que siempre estuve equivocado y no lo quería ver,4

no eras la persona que pensé… que creí… que perdí…5

IV

Pero llegas justo cuando estoy a punto de olvidarte.6

Quisiera que te vayas, y a la vez no quiero perderte…7

V

Pero al final, es mejor reconocer que sin tí es mejor

(aunque al principio no).8

VI

Por eso, nunca tuve más razones para estar sin ,9

busca tu camino en otra parte, mientras yo busco el tiempo que perdí.10

VII

Lo siento, quisiera […] ser el mismo y no decirte eso…

Aléjate de mi,11 no quiero hacer sufrir […] a quien más quiero.12

VIII

Pero vuelve la angustia a hablarme de ti cuando te alejas de aquí,13

¿qué me pasa? te tengo que recuperar, o de una vez dejarte ir.14

IX

Ayer me equivoqué creyendo que la vida era un juego,

que podía así jugar15 con nuestros sentimientos.

X

Pero, aunque cuesta… y sé que va a doler; y16 aunque eres todo lo que pido…17 

Lo he decidido. Tengo que elegir otro camino.18

– o –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s